NOTA PARA LA REVISTA FRANCEVILLE